VERIFICACIONES

SERVICIO de VERIFICACIÓN de instrumentos de pesaje:

Ofrecemos servicios de verificación de todo tipo de instrumentos de pesaje (desde las básculas de gran tonelaje de camiones a las balanzas analíticas de gran exactitud de los laboratorios), en colaboración con nuestro laboratorio asociado, en las siguientes comunidades autónomas:

Qué es una Verificación legal:

La verificación consiste en inspeccionar un instrumento y comprobar si está conforme con los requisitos especificados. El Estado ha fijado un Control metrológico obligatorio que afecta a determinados instrumentos de medida (surtidores de combustible, básculas, contadores eléctricos, ...) cuando son utilizados para alguno de los fines indicados en la Normativa Legal correspondiente. En esta normativa se establecen cuáles son los ensayos a realizar y cuáles son los errores máximos permitidos que el instrumento debe cumplir para superar la verificación.

Quién debe verificar:

Deben verificar todas las empresas que utilicen básculas y balanzas con las siguientes finalidades:

  • Como soporte de transacciones comerciales (se utilicen para facturar)
  • Determinación del precio o importe total en la venta directa al público y la preparación de preenvasados.
  • Cálculo de tasas, aranceles, impuestos, primas, multas, remuneraciones, indemnizaciones y otros tipos de cánones similares.
  • Pesaje de pacientes por razones de control, de diagnóstico y de tratamiento médico.
  • Preparación farmacéutica de medicamentos por encargo, así como realización de análisis efectuados en los laboratorios médicos y farmacéuticos.

Verificación periódica:

Los poseedores de instrumentos de pesaje de funcionamiento no automático en servicio, utilizados para algunos de los fines anteriormente citados, estarán obligados a solicitar cada dos años a un Laboratorio autorizado (contados a partir de su puesta en servicio) la verificación periódica de los mismos.

En el procedimiento de verificación, tras superar la inspección de control metrológico, se colocan los precintos y la etiqueta que autoriza el uso de la báscula y se expide el correspondiente certificado. En caso de no superarse la inspección estaría prohibido el uso de la báscula para las finalidades citadas anteriormente hasta subsanar las deficiencias detectadas. El plazo de validez de la verificación será de dos años.

Verificación después de reparación o modificación:

Además de lo anterior, si el instrumento de pesaje es reparado o modificado, su poseedor deberá comunicar dicha reparación o modificación a un Laboratorio Autorizado, indicando el objeto de la reparación y especificación de los elementos sustituidos, en su caso, y de los ajustes y controles efectuados. Asimismo, deberá solicitar la verificación del instrumento después de su reparación o modificación, previa a su nueva puesta en servicio.