CALIBRACIONES

SERVICIO de CALIBRACIÓN de instrumentos de pesaje:

Ofrecemos servicios de calibración ENAC, en colaboración con nuestro laboratorio asociado, en todas las comunidades autónomas. Calibramos todo tipo de instrumentos de pesaje (desde las básculas de gran tonelaje de camiones a las balanzas analíticas de gran exactitud de los laboratorios) y masas patrón.

  • Laboratorio móvil (calibraciones “in situ”)

    Disponemos de todos los medios necesarios para hacer las calibraciones en el domicilio de los clientes (camión con carretilla elevadora para el transporte y manipulación del equipo necesario en calibración de básculas de gran tonelaje, etc.)

  • Laboratorio permanente

    Laboratorio Fijo o Permanente, en el que disponemos de los patrones y comparadores necesarios para la calibración de masas y balanzas.

Qué es una Calibración:

En relación con el pesaje, es el conjunto de operaciones que establecen, en condiciones especificadas, la relación entre los valores de peso indicados por un instrumento de pesaje y los valores correspondientes de los patrones depositados en el instrumento.

Una calibración, habitualmente, consiste en determinar, para una serie de valores a lo largo del alcance del instrumento (normalmente equidistantes entre sí, o bien los que necesite el cliente):

  • El error,
  • La incertidumbre asociada a ese error.

Quien debe calibrar:

Las empresas que utilicen básculas y balanzas y necesiten tenerlas controladas, bien por exigencias de sus procesos de producción, o bien por tener implantado un sistema de gestión (ISO 9000, ISO 14000, etc.).

Cada cuánto recalibrar:

No existe un periodo fijo establecido. El periodo de recalibración depende de varios factores como son la frecuencia y “severidad” de uso, esta última dependiente tanto de las condiciones ambientales, como del cuidado puesto en la manipulación del instrumento. También hay que considerar la deriva inherente a determinados instrumentos y patrones.

Por todo lo anterior, un Certificado de Calibración no incluye nunca la fecha de la próxima calibración. Es el cliente quien, en su empresa, debe definir el plazo de recalibración de los distintos elementos, dentro de su Sistema de Gestión de la Calidad.

¿Hay que calibrar un equipo nuevo?:

Muchos fabricantes emiten certificados en los que simplemente consta que el equipo ha salido de sus instalaciones habiendo cumplido determinados requisitos o inspecciones de calidad. Esto, por sí solo, no es válido como Certificado de Calibración.